Electrónica comestible tatuada en alimentos para monitorear su salud

Publicado el 13 febrero, 2018

¿Recuerdas los tatuajes transferibles, las calcomanías de papel solubles en agua que frotaste en la piel cuando eras niño?. Un equipo dirigido por Giorgio Bonacchini en el Instituto Italiano Di Tecnología (IIT) en Génova, Italia, ha tomado ese concepto y circuitos orgánicos incrustados para hacer tatuajes comestibles, mediante la impresión por inyección de tinta con nanopartículas de plata y polímeros semiconductores biocompatibles, el equipo ha podido imprimir en papel transfer y probar propiedades de los circuitos que actúan dentro del cuerpo humano para controlar la madurez de la fruta perecedera.

Si bien hay desafíos por superar, estos circuitos ofrecen una gran mejora de costos y flexibilidad sobre los dispositivos electrónicos” tragables” basados en silicio actuales y un recordatorio de que los sensores, las tecnologías de impresión 3D y la potencia informática convergen para crear combinaciones previamente impensables

Comparte este artículo