¿Qué es un Moonshot? por Peter Diamandis

Publicado el 21 diciembre, 2017

En mayo de 1961, el presidente John F. Kennedy anunció el objetivo aparentemente imposible de poner a un hombre en la Luna para el final de la década. Nadie sabía cómo se haría eso. La tecnología no estaba ni remotamente preparada. Sin embargo, este primer “Moonshot” se logró en 8 años.

Mi definición de Moonshot emprendedora o corporativa proviene de mi amigo Astro Teller, quien es el actual jefe de X (anteriormente Google X). Él lo define como la manera de pensar que es 10 veces más grande, mientras que el resto del mundo está tratando de crecer 10%.

Tal como lo describió Astro, la mayoría de los equipos ejecutivos apuntan a un crecimiento del 10% … trabajarán más arduamente, comprarán equipos nuevos, trabajarán noches o fines de semana y tratarán de alcanzar un crecimiento del 10%.

Un Moonshot (mejorar 10 veces, no 10% más) no se logra trabajando más duro tú solo. Tienes que comenzar con una hoja de papel limpia y estar dispuesto a probar ideas aparentemente locas. Tienes que seguir escribiendo ideas locas hasta que encuentres una que no parezca tan loca. 

No olvides que “el día antes de que algo sea realmente un gran avance, es una idea loca”.

Los empresarios como los fundadores de Uber, Google, Facebook y Tesla no se levantaron una mañana con la idea de cambiar el mundo. Encontraron un problema grande, jugoso, aparentemente imposible de resolver y no durmieron hasta que encontraron una solución.

 

Pero, ¿por qué los Moonshots son importantes? Como Astro lo describió, hay 3 razones principales:

  1. Cuando intentas hacer algo radicalmente difícil, abordas el problema de forma diferente a cuando intentas hacer algo incrementalmente mejor. El objetivo de una mejora de 10 veces más grande te obliga a descartar problemas antiguos y a pensar en algo radicalmente nuevo.
  2. Cuando atacas un problema como si fuera solucionable, incluso si no sabes cómo resolverlo, te sorprenderá lo que se te ocurrirá. Simplemente dándose permiso para decir: “No tengo idea de lo que voy a hacer”, y, de nuevo, solo obligarse a escribir ideas locas te permitirá idear convergencias y avances que normalmente no habrías pensado y hecho.
  3. Apuntar a algo 10 veces mejor frente a 10% mejor es 100 veces más valioso … pero nunca 100 veces más difícil.

 

Podemos plantearnos Moonshots. Nada en este planeta (o fuera de este planeta, para el caso) está fuera de tu alcance. Nuestro mundo está conformado por unas pocas personas con ideas locas.

 

¿Eres una de ellas? ¿Cuál es tu Moonshot?

 

Comparte este artículo