Liderazgo Tecnológico en las Empresas, por Andrés Alonso

Publicado el 29 noviembre, 2017

Cuando a finales del año 2010 asumí como Gerente Corporativo de Energía y Recursos Hídricos de CODELCO, la mayor productora de cobre del mundo y la empresa más grande de Chile, se me acercó un joven ingeniero que trabajaba en el proceso productivo de la División Gabriela Mistral para mostrarme un proyecto en el que había trabajado. Este proyecto consistía en realizar el calentamiento del agua que se utiliza en el proceso de obtención de cátodos de cobre aprovechando energía solar en vez de realizar este calentamiento utilizando motores a diésel. Según los cálculos de este ingeniero, dicha energía renovable sería más económica, además de los beneficios medioambientales, al no tener que quemar diésel y de seguridad, al no tener que transportar ese combustible en camiones hasta la División ubicada a los 2.600 metros de altura.

El entusiasmo de este joven me contagió, por lo que mi Gerencia contrató a una importante universidad para que comprobara que los cálculos eran correctos y que resultaba conveniente realizar el proyecto. El siguiente paso fue presentar dicho proyecto a la alta administración de la División Gabriela Mistral para la aprobación de buscar un constructor y operador de la planta solar térmica. La verdad que logramos ésta a regañadientes, pues varios de los Gerentes no consideraban necesario realizar el cambio mencionado, arriesgando un proceso productivo que venía operando hace años con diésel. No obstante de lo anterior, iniciamos un proceso de licitación internacional en búsqueda de un proveedor para el calentamiento del agua.

Mientras se desarrollaba el proceso de licitación por parte del equipo de mi Gerencia, tuve la fortuna de ganar una beca para asistir entre junio y agosto del 2011 al Graduate Studies Program (GSP) de Singularity University en Silicon Valley, California. Como parte de ese programa aprendí, además de todo el conocimiento tecnológico, lo importante que es perseverar en los proyectos que uno realmente cree. Aprendizaje que me ha ayudado en cada tarea que he realizado desde entonces y en particular en este proyecto, según relato más abajo.

El resultado de la licitación fue muy exitoso, con la participación de varias grandes empresas internacionales. Esta vez con ofertas concretas, nuevamente fuimos a la alta dirección de la División para su aprobación. En esta ocasión, el proyecto fue rechazado. La División prefería mantener su operación cómo hasta entonces. Todavía recuerdo la cara de tristeza del joven ingeniero que había impulsado todo este proceso que nos había tomado casi dos años de trabajo.

Aun así, creíamos firmemente que debíamos realizar nuestro proyecto y sabíamos que esa decisión solo la podía revertir e impulsar la máxima autoridad de CODELCO: su Presidente Ejecutivo. Se le explicó al Presidente Ejecutivo todo el camino que había recorrido el proyecto desde su concepción, certificación técnica hasta la recepción de ofertas. Éste, luego de chequear con distintas fuentes, tuvo la visión y el coraje de aprobar el proyecto y ordenar su ejecución.

El proyecto ya es una realidad y se llama Pampa Elvira Solar de la División Gabriela Mistral de CODELCO, el cual está en operación desde agosto del año 2013. Ésta es la planta térmica solar para un proceso industrial más grande del mundo. Ahorra 6.500 toneladas de combustible al año,  reduce la emisión de 15.000 toneladas al año de gases de efecto invernadero y dada la estabilidad de su temperatura de calentamiento de agua ayuda a producir cátodos de cobre de calidad superior. Además de ganar un premio nacional de sustentabilidad en el año 2014, ganó en noviembre de 2016 el importante reconocimiento del Energy and Mines Renewables in Mining Awards.

Esta historia es un ejemplo de lo difícil que es innovar en las grandes empresas. Innovar significa tomar riesgos, riesgos que parte de la alta dirección considera innecesarios y que no está dispuesta a tomar. A mi parecer, para tener una cultura de innovación interna en las empresas y se puedan concretar ideas innovadoras, es necesario fomentar tres liderazgos: el liderazgo técnico representado por el joven ingeniero, el liderazgo impulsador rol que me tocó representar y el liderazgo decisional representado por el Presidente ejecutivo. O sea, el que crea una idea, el que impulsa una idea y quien decide respecto de una idea en un trabajo en equipo. Un buen gobierno corporativo de una empresa que fomente la innovación debería tener definido cómo alinear estos liderazgos para la toma de decisiones de sus proyectos innovativos.

Un elemento final. Otra de las muchas cosas que aprendí en Singularity University es que las soluciones a un problema además de ser eficientes pueden tener belleza, sino solo mire su teléfono móvil. Una de las características distintivas de la Planta Elvira Solar es que está fue diseñada y construida simulando el logo de CODELCO, por lo que puede verse desde un avión en vuelo. Eficiente, sustentable, segura, bella y todo partió por un joven ingeniero que quería mejorar su proceso productivo. Simplemente un Líder.

 

Acerca de Andrés Alonso

Andrés Alonso es Vicepresidente del Coordinador Eléctrico Nacional e Investigador Asociado al Centro Avanzado de Ingeniería Eléctrica y Electrónica, AC3E, de la Universidad Técnica Federico Santa María.

 

¡Súmate tú también al movimiento, un nuevo mindset para las alianzas del futuro! SingularityU Chile Summit '18, el mayor encuentro de transformación digital y disrupción corporativa de Chile y Sudamérica.

 

Comparte este artículo